Puntos Claves

Lubricantes

Los lubricantes minimizan el desgaste de las piezas del motor, canalizan las partículas metálicas surgidas de ese desgaste hacia el filtro, ayudar a la refrigeración y evitar diminutas fugas en el circuito por sus propiedades sellan tes.

El período de vida útil de los lubricantes se ha elevado mucho en los coches modernos.

Hace 20 años, la media de cambio estaba en torno a los 5.000-8.000 kilómetros, pero hoy los fabricantes de vehículos hablan de reposiciones más distanciadas, por encima de los 30.000 kilómetros para sus nuevos modelos, aunque dilatar más de 15.000 kilómetros el cambio de lubricantes hace que el motor sufra en exceso.

Por ello es aconsejable comprobar el nivel del depósito de aceite cada 1.500 kilómetros, y elegir el tipo de lubricante recomendado por el fabricante del vehículo.

Frenos

Con los frenos en mal estado necesitaremos más metros para parar el coche ante cualquier emergencia.

El desgaste de los componentes del sistema de frenos depende mucho de las características de la conducción y también del medio habitual por el que ruede el vehículo (atascos en las ciudades, recorridos en montaña, con abundantes curvas, etc). Por eso, es muy importante que este sistema sea revisado por un especialista al menos una vez al año.

No es fácil detectarlo, puesto que los componentes del freno se van deteriorando poco a poco y, salvo que sea muy marcada la diferencia (se va para un lado, tarda en “reaccionar”, ruidos, chirridos, etc) en cuyo caso el paso por el taller debe ser inmediato.

1 2 3 4 5